ATENCIÓN: Este San Valentín lanzamos una campaña especial Todos nuestros pétalos de rosa aún más baratos. ¡Existencias limitadas, no deje pasar la oportunidad!

Historia del proceso de liofilizado

Secar patatas
Si bien las técnicas actuales han mejorado mucho, el principio del liofilizado ya se empleaba hace siglos en América del Sur. Los incas lo utilizaban para conservar las patatas. Después de la cosecha, pelaban las patatas y las dejaban fuera bajo temperaturas gélidas por la noche. De día, la patata congelada se secaba bajo el cálido sol, de modo que la humedad se evaporaba. Si se repetía este ritual varios días, las fibras de patata se podían guardar todo un año. Y pensar que faltaban siglos para que en Europa se inventara el frigorífico y se pudiesen guardar los alimentos tanto tiempo…

Segunda Guerra Mundial
La Segunda Guerra Mundial aceleró el desarrollo del proceso de liofilizado. El Ministerio de Defensa de los Estados Unidos consideraba que era un modo ideal de conservar plasma sanguíneo y penicilina. Unas cuantas décadas más tarde, la NASA también aprovechó el proceso. Actualmente la organización espacial norteamericana aplica el principio para limitar al máximo el peso de los alimentos que se llevan al espacio. Desde 1960 han aparecido más de cuatrocientos tipos de alimentos liofilizados en las tiendas; el más conocido es el café liofilizado.