ATENCIÓN: Este San Valentín lanzamos una campaña especial Todos nuestros pétalos de rosa aún más baratos. ¡Existencias limitadas, no deje pasar la oportunidad!

La máquina y el proceso de liofilización

Liofilización
La liofilización es el único modo de eliminar correctamente el líquido de una flor. Se trata, además, de un proceso complicado que requiere mucha habilidad. Un pequeño error puede provocar rápidamente daños al producto. Sweet Colours dispone de la maquinaria más moderna, que funciona con un software único. No se utilizan productos químicos, de modo que el producto sigue siendo biodegradable. ¡Lo mantenemos todo natural! Antes de iniciar el proceso, se cortan las rosas y hortensias (las rosas, a menudo justo por debajo de la flor) y se colocan en cajones de la máquina.

La máquina y el proceso de liofilización
Esta máquina tiene dos cámaras: la cámara de condensación y el depósito. Cuando todas las rosas están en el depósito, la máquina se pone en marcha y activa un programa de congelación en el que las rosas se congelan hasta los –40 ºC. A continuación se activa una bomba de vacío y empieza el proceso de secado en sí. Puesto que en la cámara de condensación está más fría que el depósito (¡-50 ºC o menos!), los vapores de agua son extraídos en vacío de las rosas y se convierten en cristales de hielo. Estos cristales de hielo forman rápidamente una capa de hielo en la cámara de condensación. El hielo se elimina al descongelar. Cuando deja de aparecer hielo, el proceso ha terminado y se puede abrir la cámara de condensación (siempre es un momento alegre). El proceso dura aproximadamente 14 días en total. Sweet Colours realiza este proceso con sumo cuidado, lo cual le permite producir pétalos de rosa liofilizados, y pétalos de hortensia liofilizados que se pueden utilizar inmediatamente.